• Precio rebajado

La campaña de Rusia. 1941-1945. Nuevas perspectivas

Referencia: 4676

12,00 €
11,40 € 5% de descuento
Impuestos incluidos

Un estudio profundo y novedoso sobre la mayor campaña de la II Guerra Mundial, la campaña alemana en Rusia. .

Cantidad

  • Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL. Pago seguro. Le garantizamos la máxima seguridad en su pago y la confidencialidad de los datos. Todas las operaciones de pago se realizan a través de un servidor seguro, basado en el Standard SSL.
  • Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos. Política de envío. Los paquetes se envían a los pocos días de la recepción del pago. Tus artículos irán bien protegidos.
  • Política de devolución. Se admiten devoluciones al día siguiente a la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió. Política de devolución. Se admiten devoluciones al día siguiente a la recepción del envío, siempre y cuando se devuelva el producto en las mismas condiciones en que se le envió.
En 1941, cuando la Wehrmacht se abalanzó sobre la URSS parecía un ejército invencible. Pero algo fallaba, aunque el gran público aun no lo notara: los planes alemanes calculaban que para finales de agosto el Ejército Rojo ya iba a estar liquidado, y no solo no lo estaba sino que seguía combatiendo.
Los estrategas alemanes tenían muy claro que la única guerra que el Reich podía ganar era mediante una serie de cortas y victoriosas campañas relámpago, separadas entre sí por los meses suficientes para que Alemania y su Wehrmacht recuperara fuerzas. Así se esperaba que fuera la Campaña de Rusia. La Blitzkrieg pasó a la historia ante Moscú. 
La derrota alemana en Stalingrado fue la segunda batalla decisiva de la Segunda Guerra Mundial: Alemania, sin el petróleo del Cáucaso, ya no podría ganar la guerra, de ningún modo. Pero aún el conflicto podía acabar «en tablas».
Kursk iba a ser la tercera batalla decisiva de la Segunda Guerra Mundial, pues demostró que Alemania iba a perder la guerra: su principal activo, su máquina militar, había perdido su antiguo poder decisorio.
De las innumerables derrotas causadas a la Wehrmacht por el Ejército Rojo en 1944, ninguna tan completa y humillante como la registrada en la llamada «Operación Bagration», lanzada el 22 de junio de 1944, en la que todo el Grupo de Ejércitos Centro alemán fue fulminado, en la mayor derrota de toda la historia militar alemana. 

 

4676

Ficha técnica

Número de Páginas
64
Encuadernación
Rústica
Autor
Carlos Caballero Jurado
Idioma
español
Nuevo

5 otros productos en la misma categoría: